Yoga Prenatal

Tu mente llena de paz, es el mejor regalo para ti y para tu bebé.

prenatal 1.jpg

Mis clases...

Son un espacio donde combinamos el Yoga y la Atención plena (o Mindfulness), para que físicamente te sientas fuerte, ágil y con energía, y a la vez dispongas de herramientas para dar acogida a todas tus emociones.

"Mamá feliz, es igual a bebé feliz".

La práctica...

Secuencias suaves de asanas (posturas de Yoga), que oxigenan y nutren de vitalidad a ti y a tu bebé. Creamos espacios físicos  y emocionales, a través de estiramientos y aperturas.

Y ello combinado con una práctica mental y emocional, a través de ejercicios sencillos de Mindfulness y meditación, que te ayudarán a trabajar la presencia contigo misma y con tu bebé. Así podrás manejar el estrés, la ansiedad, la incertidumbre y los cambios tan naturales y necesarios en esta etapa.

Trabajarás la amabilidad contigo misma, prestando atención a tu diálogo interno y brindándote toda la ternura y el cariño, al igual que ya lo estás haciendo con tu bebé.

Mi lema es.. todo amor, empieza en ti.

paloma 2_edited.jpg
guerrero.jpg

Mi experiencia...

Durante mi embarazo, practiqué Yoga cada día. La conexión que sentía conmigo misma y con el bebé durante la práctica era tal, que decidí ampliar mi formación de Profesora de Hatha Vinyasa Yoga, con la especialidad de Yoga de Prenatal, durante mi embarazo. Necesitaba profundizar en ello y así poder compartirlo de manera profesional, y desde el corazón, con otras futuras mamis.

Mi embarazo lo viví cada día como una auténtica sorpresa. Me dejaba sorprender por cada sensación y emoción. Ello me lo permitía la "auto-escucha" que iba desarrollando con la práctica.

Ilusión, entusiasmo, nervios "bonitos", en ocasiones preocupaciones y cansancio en la recta final. Me daba permiso para sentirlo todo.

Siempre confié en la naturaleza de mi cuerpo. Sabía que no faltaba de nada en el hogar que albergaba mi bebé. Viví esta etapa tranquila, consciente y saboreándola. 

Y así deseo que lo vivas tú también. Sé que cada mujer es diferente, y cada embarazo también, pero siempre es buen momento para escoger cuidar de tu salud física y emocional, y más si cabe, en la etapa más poderosa y mágica que tenemos el privilegio de vivir las mujeres.

Para mi es un honor acompañarte, a ti y a tu bebé.

Realizar Yoga, junto con Mindfulness, ha sido de las mejores decisiones que he podido tomar. Lo que más me gusta es el cariño que hay detrás de cada clase. Después de las clases me siento relajada, tranquila y feliz.

- LUCÍA F.

Testimonios

Estoy mucho más tranquila conmigo misma. Empecé a practicar Yoga con muchos miedos y preocupaciones, por una experiencia personal previa negativa. Poco a poco han ido disminuyendo y soy más positiva. Todo va bien. Confío en mi cuerpo.

- LUCÍA F.

Las clases de yoga prenatal me aportan ese momento de conexión conmigo (y con mi bebé), esa calma y bienestar, ese sentir que nos cuido y mimo durante esos ratitos. Después de las clases me siento en calma, como si se acallara todo el ruido exterior y pudiera escuchar ordenada y tranquilamente mis pensamientos, teniendo el control sobre ellos, y pudiendo decidir desde la tranquilidad qué hacer con las situaciones sobre las que no tengo ese control.

- TAMARA